¿En qué se diferencia el IA del “disc”?

Home » LENGUAJE DE INFLUENCIA » ¿En qué se diferencia el IA del “disc”?

¿En qué se diferencia el IA del “disc”?

Publicado el

D.I.S.C. son las siglas de las palabras en inglés: Dominance (dominante) / Influence (influyente) / Steadiness (eStable) / Consciousness (Concienzudo).

En el marco de las teoría de las “conductas predecibles”, William Moulton Marston, autor del libro “las emociones de la gente normal”, nos propone estas 4 formas de actuar de la persona que él llama “normal”, es decir, sin patología mental o psicológica alguna.

A partir de este concepto se han desarrollado muchas herramientas que pretenden identificar el “estilo de conducta” de la persona. En el artículo anterior, presenté el Influencers Algortihm® (I.A). La herramienta diseñada por Influencers en el marco de su Método Influencers de Pensamiento para el Éxito: ESTRATEGIA DE INFLUENCIA.

La diferencias más importantes del I.A. y otras herramientas que también usan DISC:

1.- DENOMINACIONES: Nada es más frecuente y hace más daño que las “etiquetas” a las personas. La opción más frecuente es utilizar adjetivos, con lo que con una intención de identificar los conceptos, lo que se se hace “caracterizar”. Reconozco que es eficaz, pero igualmente erróneo.

Primero, porque basta que se le adjudique a alguien una “etiqueta” para que  nuestra mente haga foco en ello y prescinda de cualquier alternativa u opción. Es por ello que si consideras a alguien como inteligente, lo tratas como tal, pero si lo etiquetas de “perezoso”, haga lo que haga, lo recibirás desde ahí.

Segundo, por el efecto de la “profecía autocumplida“. Al igual que tú te condicionas por las etiquetas o adjetivos con los que juzgas a los demás, así haces contigo mismo. Si desde pequeño te llamaban “el tardón” porque llegabas tarde -y tal vez fuera cierto en principio-, el hecho es que te has convencido de que eres impuntual “por naturaleza” y actuarás de forma coherente a ello. Si has de decir algo a un niño, procura usar adjetivos positivos, motivadores, estimulantes.., se los va a creer igual, y, por lo menos, le ayudas a tener una conciencia positiva de sí mismo.

Tercero, porque usar palabras del vocabulario habitual para denominar aspectos científicos relacionados con la psicología, la personalidad o la conducta,  corre el riesgo de que se reciban emocionalmente desde su significado coloquial. Dicho de otro modo ¿Te gustaría saber que eres “Dominante”?. No. Aunque te reconozcas en los descriptores de esta categoría, lo vas a rechazar sí o sí. Incluso “Concienzudo”, que los no iniciados en qué significa para el DISC ésto pueden considerar algo positivo, genera un cierto rechazo pues mola más “creativo”, está más de moda. A los Estables, hay quien los percibe como  “sin sangres“, como si estabilidad implicara ausencia o falta de emociones o energía. En mi experiencia de más de 20 años usando el DISC, todo el mundo quiere ser “Influyente”.

Os contaré algo. Hace casi dos años, viví una situación divertida. Fue un evento interesante. Peter Sylvester presentaba INFLUENCERS en Málaga. Había más de 100 personas en la sala. Había diseñado un sencillo formulario para explicar qué es y cómo funcionan los Estilos de Conducta y su importancia en la comunicación empresarial. Obviamente no se trataba de una prueba científica, ni mucho menos del IA. El ejercicio consistía en auto-identificarse con algunas actuaciones y, en función de con cuántas te identificabas para cada estilo de conducta, te auto-identificabas como “D-I-S-C” (o sus colores correspondientes). Os diré lo que pasó en una gran mayoría de asistentes: Primero leyeron los descriptores y luego eligieron qué les “gustaba ser”. Incluso alguno, se vio motivado por el color de referencia, lo que es una pura metáfora visual, como explicaré en próximos artículos.

En definitiva, cuando Influencers decide diseñar su propia herramienta basada en el DISC para identificar el estilo de conducta de las personas, decidimos NO USAR ADJETIVOS. Sino descriptores científicos. Como el propio autor del DISC dice, las personas dirigimos nuestra conducta en una de estas 4 direcciones (no es literal). Así que denominamos a cada Estilo de Conducta como Orientación a… Resultados / Innovación / Relaciones Interpesonales / Procesos o Estructura.

Cuando emitimos los informes, las personas se siente cómodas, muy cómodas. No usamos la expresión “eres“. Usamos la expresión “tu estilo de conducta está orientado a………..”. Se evita disparar prejuicios asociados a según qué adjetivos.

2.- ENFOQUE.- Con enfoque me refiero al para qué. ¿Qué se pretende cuando se usan distintas herramientas basadas en el DISC?. La gran mayoría tienen un enfoque “determinista”. Responde así a las teorías psicológicas de que la conducta es predecible. Si sabemos qué “tipo” de persona es alguien, o cuál es su estilo de conducta, lo más probable es que su comportamiento esté alineado. Si yo lo sé, podré actuar en consecuencia, comunicarme en consecuencia u ofrecerle el puesto de trabajo “coherente” con ese estilo de conducta.

Éste ha sido -y es- el para qué más habitual. De hecho donde se usa el DISC (sea cual sea la marca o empresa contratada) es precisamente en los departamentos de RRHH. El gran reto de toda empresa es conseguir el máximo rendimiento de sus trabajadores, y lo que buscan es a la persona adecuada para el puesto adecuado. Así, cuando contratas el DISC, una de las primeras cosas que te van a pedir es que identifiques el rol o puesto con el que querrás comparar los resultados de las personas que lo van a hacer.

Influencers Algorithm® no tiene este enfoque.

*SOMOS LO QUE VIVIMOS. El IA®  no es determinista en su concepción. Sabemos que las personas tenemos una predisposición genética en nuestra personalidad o carácter. Pero sabemos también que el poder de la   socialización y educación es tan fuerte que, finalmente, somos lo que vivimos. Y eso es genial porque si nuestro Estilo de Conducta como adultos es fruto de lo que hemos aprendido, vivido, experimentado.., (consciente e inconscientemente), igualmente podemos aprender otro.

*SE TRATA DE IDENTIFICAR TU ESTILO DE CONDUCTA. Sin necesitar puesto de trabajo de referencia.

*USO MÚLTIMPLE Y POLIVALENTE. El motivo por el que una persona o una empresa puede querer hacer el IA® es múltiple. También en la adecuación persona-puesto. Pero no se trata de “encasillar” a las personas, sino de planificar su desarrollo. Porque en nuestro modelo, conocer tu estilo de conducta es sólo el punto de partido. El éxito en tu relación con clientes, colaboradores, tu entorno en general, e incluso contigo mismo, se basa en aprender a usar TODOS LOS ESTILOS DE CONDUCTA. Esto te convierte en ágil, adaptable, capaz de comprender y adaptarte a cualquier situación, capaz de comunicarte con cualquier persona.

3.- EL CONOCIMIENTO.-  Cuando una empresa compra (y no son baratos) test de cualquier empresa para hacer el DISC a sus trabajadores, el conocimiento y la inteligencia de negocio lo tiene la empresa emisora. Cada profesional recibe sus resultados, y la empresa un informe de adecuación según puestos, relaciones, etc. Es una información útil, pero no valiosa.

La pregunta es: ¿Y ahora qué?. Si en un puesto que requiere un estilo de conducta “A”, tengo a un profesional “Z” ¿Qué hago?. O, el profesional es “A” también, pero no rinde o no está motivado ¿Qué debo hacer? El conocimiento es lo útil, es lo realmente valioso.

Influencers no comercializa IA®. No es nuestro negocio. Influencers aporta valor añadido entrenando a los/as líderes en INFLUENCIA. Quien realiza la Ruta Influencers se convierte en EXPERTO en el uso del Lenguaje de Influencia.

Con la Ruta Influencers aprendes:

* a identificar los estilos de conducta de tus colaboradores

* a diseñar el perfil más adecuado para los puestos de trabajo, roles profesionales, etc

*a definir el Plan Individualizado para que cada profesional sea su mejor versión en su puesto de trabajo, y aprenda a relacionarse con todos los demás

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail